Fotografía emocional

Todos hemos visto muchas fotos a lo largo de nuestras vidas, pero seas fotógrafo o no seguro que sabes distinguir entre una foto que te provoca una emoción, una sonrisa, una lágrima o incluso miedo… y otras fotos que simplemente son agradables, pero no llegan a mover nada dentro de tí. La fotografía emocional es […]

Todos hemos visto muchas fotos a lo largo de nuestras vidas, pero seas fotógrafo o no seguro que sabes distinguir entre una foto que te provoca una emoción, una sonrisa, una lágrima o incluso miedo… y otras fotos que simplemente son agradables, pero no llegan a mover nada dentro de tí.

La fotografía emocional es aquella que es capaz de provocar un impacto emocional. Da igual el sujeto fotografiado, que podría ser los padres de una novia llorando el día de su boda, o una persona mayor caminando con su bastón en soledad por las calles estrechas de un pueblo. No importa el tema tratado, no necesariamente tienen que ser la foto de un niño llorando la pérdida de su padre durante un bombardeo para sacarnos una lágrima…

Aquí te presentamos algunos de nuestros fotógrafos, que incluyen esta forma de entender la fotografía en su día a día, y se les da muy bien:

Sesiones de fotos Profesionales, Costa Brava

Fotografía con un paseo turístico

Fotografia social, esportiva, d’espectacles …

Fotografía de boda

 

¿Cómo puedes apelar a la emoción en una fotografía?

– Tema o historia

Como comentamos anteriormente, no necesariamente tiene que ser un tema emotivo. Cualquier ocasión se puede convertir en una oportunidad para emocionar con fotografía. Para provocar un sentimiento en una persona, basta con contar una historia, lo que se llama el Storytelling. Si puedes hacer que los que visualicen tu foto piensen más profundamente, éste es un gran paso hacia emocionarles.

Incluye pequeños detalles

Imagina que lo que tienes que hacer es contar la historia de una persona. ¿Cómo lo harías? Un simple retrato no es suficiente. la historia de una persona está en los detalles: una foto de la calle en la que se está paseando, su querido perro que está abrazando, el primer plano de sus manos llenas de barro, trabajando en un campo, pero no olvidarse nunca de la gran angular de las cosas que les rodean …

Variedad

Tienes que tomar una variedad de diferentes estilos de imágenes de una misma situación. Ya sea contar la historia de un mercado de camellos en Marruecos, un mercado de granjeros en un suburbio de Chicago o la fiesta de cumpleaños de tu sobrina, centrarse en un solo tipo de foto no contará toda una historia. Necesitas retratos, tomas de gran angular, de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba, de acción, de detalles con zoom…. todo esto combinado cuenta toda una historia, que es un componente empírico en toda fotografía emocional.

Toma control

Tienes que entender que no sólo eres un fotógrafo, sino también un narrador. Parte de darse cuenta de ese papel es tomar el control de todo el marco. No pienses sólo en la posición del sujeto. Es importante que aprendas a ser consciente de todo la vista que se encuentra frente a tus ojos.

Si tienes que tumbarte en el suelo y ensuciarte de arriba para abajo, hazlo, aunque puedes recibir miradas raras, vale la pena. Esto te podría ayudarte a incluir detalles ambientales que puede añadir nuevas perspectivas, que igual nadie ha percatado.

La luz crea emociones

La luz tiene un poder extraordinario para crear emociones en una foto. cualquier fotógrafo profesional sabe que la luz es su materia prima, pero sigue siendo algo que todo el mundo aún se esfuerza por aprender y mejorar. Si dominas la luz, dominas la fotografía. La fotografía es luz.

Las diferentes cualidades de la luz – brillo, contraste, dirección, etc. – cada una lleva sus propias emociones. Una foto oscura, retroiluminada y de alto contraste envía un mensaje muy diferente de un bosque brillante y aireado al amanecer. Y en la fotografía, la luz debe complementar al sujeto. Si está tratando de fotografiar una cascada intensa y dramática, su luz debe contribuir a ese estado de ánimo, no restarle importancia a lo que está tratando de decir. Lo mismo es cierto si estás fotografiando un retrato divertido y feliz – la iluminación debe reflejar esas emociones.

A continuación, me adentraré en los impactos emocionales únicos que llevan consigo cada tipo de luz. Aunque algunas partes son subjetivas, otras son casi universales. Seguramente reconozcas  muchos de estos temas en tu propio trabajo.

Luz oscura

Uno de los tipos de luz más emotivos es la luz oscura e intensa. Esto funciona bien para todo tipo de fotografía: retratos con carácter, paisajes poderosos y trabajos documentales sombríos.

Simplemente, es única. La luz oscura oculta información a los espectadores, haciendo que una fotografía parezca misteriosa y, dependiendo del sujeto, potencialmente siniestro o refinado. Verás que muchos fotógrafos de productos capturan imágenes oscuras para anuncios de gama alta, ya que, una vez más, hace un buen trabajo para transmitir emociones.

Foto del álbum de nuestros fotógrafos de Heroes Agency 

Las emociones que puede provocar la luz oscura:

  • Potente
  • Siniestro
  • Refinado
  • Intenso
  • Sombrío

Luz brillante:

El contrario también existe, que es la luz brillante y lleva su propio conjunto de emociones importantes. Pongamos que quieres capturar una fotografía fresca. ¿Que prefieres tomar fotografías bajo una tormenta, o durante la brillante luz del sol de la tarde? Esta no debería ser una pregunta difícil – la luz del sol de la tarde le dará a tu foto una calidad mucho más suave y más aireada.

Lo mismo ocurre en otros casos. Por ejemplo, tal vez quieras capturar una imagen feliz y optimista. Si ese es tu objetivo, probablemente no saldrás en busca de esquinas oscuras por la noche. Simplemente no encajarían en el estado de ánimo, mientras que una escena más brillante podrías hacerlo.

Aunque la luz brillante es  el tipo más común, vale la pena buscarla en muchos casos. Si lo que buscas es un cierto tipo de estado de ánimo (aireado y optimista), la luz brillante será tu gran aliado.

Las emociones de la luz brillante:

  • Optimista
  • Aireado
  • Luz (el adjetivo)
  • Suave

Alto contraste

Muchas fotos buenas utilizan un alto contraste – yuxtaponiendo regiones extremadamente brillantes y otras oscuras de la imagen una al lado de la otra. Si hay una silueta de montaña oscura frente al cielo, eso es contraste.

Mucha gente piensa que el contraste es la diferencia entre las partes más brillantes y las más oscuras de una imagen. Aunque eso es verdad a medias, esto no es la definición fundamental. Por ejemplo, este gradiente contiene tanto blanco como negro, pero tiene un contraste bastante bajo:

En cambio, hay contraste cuando los elementos brillantes y oscuros están uno al lado del otro o elementos de diferentes colores. El control deslizante de “contraste” en la mayoría de los programas de edición aumenta la distancia entre la parte más brillante y la más oscura de una imagen. Pero también hace que las regiones de contraste más pequeñas, una al lado de la otra, sean más incisivas.
Las emociones que se desprenden del alto contraste son:

  • Dramático
  • Fuerte
  • Vibrante
  • Agudo

Bajo contraste

Por muy populares que puedan ser las imágenes de alto contraste, no dejes de experimentar con lo contrario: fotos de bajo contraste. Las imágenes de bajo contraste son más apagadas y atenuadas. Tienden a ocurrir cuando la fuente de luz está muy difusa (como un día nublado). También ayuda a capturar sujetos relativamente uniformes, como la fotografía de abajo.

A menudo, las fotos de bajo contraste no destacan tanto a primera vista. No llaman la atención. Sin embargo, si buscas una visión más sutil, funcionan bastante bien. Esto se debe a que la lente no capta la luz inmediata, sino que es la luz que se ajusta al carácter del sujeto. Si estás fotografiando un paisaje tranquilo y suave, o si quieres un ambiente suave para una foto de retrato, mi recomendación principal es buscar luz de bajo contraste.

Las emociones que se pueden reflejar con el bajo contraste:

  • Somnolencia
  • Suavidad
  • Silencio

Dirección de la luz

Está claro, tiene sentido que el brillo y el contraste impacten fuertemente las emociones de una foto. ¿Pero qué hay de la dirección de la luz?

Hay cinco direcciones primarias de luz:

Retroiluminación
Iluminación frontal
Iluminación lateral (izquierda o derecha)
Iluminación superior
Iluminación interior

El último, Iluminación interior, es poco frecuente, a menos que busques reflejar un look de Halloween. Pero los otros son bastante comunes en la mayoría de tipos de fotografía, desde las fotos de la calle hasta los paisajes. Además, es posible que tengas varias fuentes de luz, normalmente para trabajos de estudio. De hecho, los bodegones de fotografía de productos de alta gama pueden tener más de una docena de luces diferentes. Realmente no hay límite, aparte de la simple practicidad.

Pero, ¿impacta la dirección de la luz en la emoción de tu foto?

La respuesta es sí. Pero la forma específica en que afecta a las emociones es difícil de generalizar, ya que depende de la escena. A veces, la retroiluminación será de alto contraste y dramática. Otras veces – digamos, en un día nublado – podría causar que la atmósfera se iluminara con rayos de sol suaves.

Incorpora movimiento

Nada refleja más “alegría” que añadir movimiento al fotografiar a los sujetos. Es lo que más me gusta hacer para dar vida a una imagen y ayuda a la persona fotografiada a situarse en la escena, permitiéndole echar un vistazo a cómo se sintió en ese momento.

Una de las formas en que se puede incorporar el movimiento es darle a los sujetos una acción y aumentar la velocidad de obturación para captarla, abrazar  una brisa de mar mientras el viento sopla y se lleva el pelo, o capturar a los sujetos interactuando entre ellos. Usar la luz de fondo para realzar la alegría o el amor en la imagen colocándote donde puedas capturar el sol detrás de la acción es una gran manera de llamar la atención sobre la emoción que está siendo creada por el movimiento en la escena.

Añadir a favoritos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *