¡Saca el máximo partido a tu trípode!

Alguien que sea más allá de un aficionado en la fotografía ha pensado en comprar un trípode como parte de su equipo de fotografía básico, además de la batería extra, los cableados, las mochilas y accesorios de limpieza. ¿Porqué será tan esencial? En este artículo hablaremos de los beneficios de tener un trípode, cómo elegirlo […]

Alguien que sea más allá de un aficionado en la fotografía ha pensado en comprar un trípode como parte de su equipo de fotografía básico, además de la batería extra, los cableados, las mochilas y accesorios de limpieza. ¿Porqué será tan esencial?

En este artículo hablaremos de los beneficios de tener un trípode, cómo elegirlo y cuándo usarlo. Además mostraremos algunas fotos espectaculares que sin trípode hubiera sido imposible de conseguir.

¿Qué nos puede aportar este imprescindible accesorio?

tripode partes

El trípode es uno de los accesorios más importantes para la fotografía y el vídeo.

Su función principal es estabilizar la cámara y evitar así los movimientos no deseados. Esos movimientos que se producen durante el disparo empeoran mucho la nitidez y calidad de la imagen.

Aunque la cámara venga con sistemas de estabilización de imagen siguen teniendo límites, estos sólo son efectivas al disparar en velocidades lentas.

Ahora para fotografías de exposiciones más largas que la inversa de nuestra focal, necesitaremos de nuestro trípode.

La regla de la inversa de la focal dice que debemos usar una velocidad de obturación superior a 1/focal usada, para evitar fotografías trepidadas.

Velocidad de Obturación = 1 / Distancia Focal del Objetivo

 

Por ejemplo; si disparamos con una 200mm a menor velocidad que 1/200 sería necesario un trípode.

Para más información sobre la regla de la inversa focal.

¿Qué trípode comprar?

Para decidir cuál comprar mejor debemos tener en cuenta varios factores:

  • La frecuencia de uso : si es muy esporádico, no es necesario comprar uno de gama alta. Por lo contrario, si la idea es utilizarlo bastante
  • El lugar de uso: si lo tuyo ir a la naturaleza es mejor que inviertas algo más en el trípode. Los trípodes más estables y resistentes en el exterior son los metálicos. Además hay un tipo de trípodes llamado Trípodes flexibles que te dan mayor seguridad y estabilidad aun en terrenos arenosos gracias a sus patas flexibles o articuladas. Son multifuncionales y dan una gran variedad de posibilidades, como soportarlo en una rama del árbol.
  • El peso de tu cámara y objetivo: si pesa por debajo de los 2-3kg el de gama baja será suficiente. Pero si no es así, mejor comprar uno de gama media alta.
  • Si es para deportes: existe un tipo de trípode apropiado para acompañarte en tus aventuras deportivas muy cómodo, el monopiés. Aporta más estabilidad que disparando a mano alzada y, a la vez, ofrece mucha libertad de movimientos.

¿Cuándo usar el trípode?

Para maximizar el uso y sacar una fotos de envidia, tenemos que conocer en qué situaciones va a mejorar nuestras imágenes. Destacaremos qué momentos podemos usar el trípode:

  • A la salida o puesta de sol
    • Son momentos en que hay poca iluminación, por lo que hay que bajar la velocidad de obturación. A causa de ello, es muy probable que las fotos salgan borrosas por la vibración de nuestro pulso, cosa que se corrige con el trípode.
  • Para fotos HDR
    • En este caso el trípode nos permite tomar una serie de fotos con el mismo encuadre pero con exposiciones distintas. Si fuera a mano, perderíamos el mismo encuadre.
  • Para capturar halos de luz
    • Si te gustan las sesiones de fotos nocturnas, seguro que es interesante para ti capturar halos de luz de los coches en movimiento. Para hacerlo requiere de un tiempo de exposición bastante elevado, y con el trípode no te cansarás.
  • Para hacer fotografías macro
    • Cuando queremos tomar fotos de muy cerca o cosas muy pequeñas, el trípode evitará que el resultado sean fotos borrosas.
  • Para hacer fotos panorámicas
    • Mediante la grabación de un vídeo, con la cámara encima del trípode, podremos hacer panorámicas profesionales o barridos.
  • Para fotografías de acción
    • La diferencia entre hacer barridos con o sin trípode es muy destacada, si quieres conseguir fotografiar la velocidad y con buen resultado has de usar este accesorio.
  • Para fotografiar la naturaleza
    • Sobretodo por no perder la calidad por el movimiento que encontramos en la naturaleza. Por ejemplo, cuando queremos inmortalizar ríos, consiguiendo una foto donde se aprecia el movimiento pero no estropea la imagen.
  • Para HACER ANIMACIONES
    • Con el mismo encuadro y pequeñas alteraciones, si los unimos, conseguimos una secuencia de vídeo a modo de animación.

Fotos espectaculares que sin trípode no serían posibles

Anímate a usar el trípode y conseguir unas fotos tan llamativas como las siguientes.

¡Si otros pueden, tú también!

Créditos de imagen: Carsten Frenzl
parajo foto tripode
Créditos de imagen: Austin Adventures
Créditos de imagen: Kenneth Swoger
foto nocturna tripode
Créditos de imagen: Yi-Liang Lai
foto nocturna tripode
Créditos de imagen: Yi-Liang Lai
Créditos de imagen: Pascal Volk

 

¿Te ha gustado el artículo? ¿Tienes fotos que compartir donde hayas usado trípode?

¿Crees que nos falta añadir algo más?

¡Esperamos vuestros comentarios! Muchas gracias por leer

Añadir a favoritos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *